Trabajando para el desarrollo del niño desde el cuerpo,
el movimiento, la creatividad y la imaginación.
Con un gran foco en la música, el movimiento y la expresión plástica.

Nuestra capacidad para jugar, para crear, para imaginar es una herramienta grandiosa para trabajar el desarrollo motriz de los niños.
Imaginamos y esas imágenes se vuelven físicas y
sensitivas; explorar los animales, los elementos y las

emociones se convierte en un juego, en un baile, en una exploración física, mental y emocional.

Potenciamos la movilidad de los niños, mediante juegos, música y ejercicios que impliquen todo el cuerpo, creemos que es en estos espacios donde los niños desarrollan de forma más rápida y en harmonía sus cualidades motoras y sensitivas.

Dando espacio a cada niño a expresarse, a encontrar su vocabulario y a crear otros modos de expresión como es el artístico, sin buscar un resultado de aptitudes o de notas calificativas, si no potenciando la diversidad y respeto de todos los tipos de expresión en una misma comunidad.

 

Introducimos la relajación, la calma y el silencio mediante juegos y dinámicas. Creemos que ejercicios de respiración y dinámicas meditativas son herramientas geniales para un desarrollo completo. Entendiendo que no solo el juego y el movimiento son necesarios, sino también un espacio de escucha y pausa.
La expresión artistica a través del movimiento y la danza es un genial modo de desarrollo del

cuerpo y la imaginación. Cuerpo e imaginario. Danza y juego. Empezamos a introducir conceptos de danza trabajando cuerpo-peso, deslizarse, rolar y empujar diferentes superficies, y sobretodo la interelación con los demás niños y niñas.

Así mismo, la facilitadora tendrá una visión más abierta y observará y potenciará a cada uno de los niños en el desarrollo de sus creaciones, motivándolo a ir más allá, a buscar e indagar más.

Un espacio donde trabajar el desarrollo artístico y motriz, visual y plástico, emocional y
sensitivo, siempre desde el
juego. Un espacio de libertad

y respeto, acompañando a cada niño en el camino de la autoescucha y exploración de su imaginario.